Persona escribiendo en escritorio, con taza, portátil y libreta.
Mudanza

Crea la checklist perfecta para tu mudanza

Mónica Gómez
2/11/21 10:31 am
10 minutos de lectura

CREA LA CHECKLIST PERFECTA PARA TU MUDANZA

¿Te independizas? ¿Cambias de casa? Mudarse es un proceso emocionante, ¡pero también muy estresante! Requiere de una serie de pasos muy concretos a seguir y, sobre todo, de mucha organización. ¿Y qué hay mejor que una checklist de mudanza para ayudarte?


Sí, lo sabemos. Sabemos que te encantaría cerrar los ojos y que todas esas cajas, esos muebles y esas plantas, se teletransportaran a la nueva casa. O que, los asistentes de nuestros Hogares Inteligentes, Siri, Alexa o Google, te hicieran la mudanza sólo con decirlo.

Ok, Google, ¡trasládanos a la otra casa!

Lamentablemente para ti, para nosotros y para cualquiera, ni las Smarthome disponen de esa funcionalidad ni el teletransporte existe. Así que, vamos a simplificar tu mudanza al máximo creando la checklist perfecta para tu mudanza.

PLANIFICA TU CHECKLIST: TIPS Y CONSEJOS

Si te has mudado alguna vez, seguro que ya tienes alguna idea de por dónde empezar; tal vez aprendiste de tus errores y ahora eres un poquito más sabio. Pero una checklist de mudanza nunca está de más para organizar tus tareas y sacarte de encima parte de ese estrés que genera una mudanza.

O tal vez es tu primera vez y te crispan los nervios porque tienes demasiadas cosas y no sabes por dónde empezar. ¡Ya verás qué fácil es organizarse!

Puedes hacerte la checklist en digital (para móvil, Tablet o PC) o en papel, lo que prefieras, aunque nosotros recomendamos siempre el formato digital: no se pierde, puedes guardarlo en la nube, no se arruga ni se ensucia, y además es mucho más ecológico que gastar papel.


Si prefieres hacerla en formato papel, asegúrate de comprarte una tabla sujetapapeles. Te será mucho más cómodo anotar.


Pero, si te decantas por lo digital, existen un montón de apps que te ayudarán a crear tu checklist de mudanza, entre las que se encuentran:



Elijas el formato que elijas, te recomendamos utilizar el sistema check ✓, ya sea con círculos o cuadrados, para que puedas dibujar un visto o una cruz cuando hayas completado una tarea. Así, te será más fácil visualizar qué has hecho ya y qué te queda por hacer.


Y después de la checklist, ¿qué? ¿Cuál es el siguiente paso?

Ponte manos a la obra con las cajas de tu mudanza. Divídelas por estancia, móntalas y, sobre todo, etiquétalas todas. Esto puedes hacerlo de varias maneras:

  • Mediante hojas adhesivas, de venta en cualquier papelería/copistería. Son de un formato A4 ideales para colocar en el lomo de las cajas y ver bien su contenido.
  • Utiliza colores. Las hojas de colores son muy útiles si en tu checklist también usas el mismo sistema. Por ejemplo:
  • Azul: baño.
  • Marrón: salón.
  • Rojo: cocina.
  • Blanco: habitaciones.
  • Verde: plantas.
  • Etc.

  • No olvides señalar las cajas que portan objetos frágiles. Una etiqueta naranja es perfecta para resaltarlo.

Después, al igual que por colores, divide las cajas por secciones; es decir, por ejemplo:

  • Estantería izquierda del salón, todo a una caja.
  • Estantería derecha del salón, todo a una caja.
  • Mesita de noche derecha, todo en una caja.
  • Y así… Tenemos mucha memoria visual, así que nos será sencillo volverlo a ordenar todo como estaba.

Si no te fías de tu memoria visual
, también puedes hacer fotos de la distribución de tus objetos para colocarlos como más te gustan. ¡O empieza de 0 y búscales un nuevo sitio que ocupar!


Otra cosa que puedes hacer, y que te ayudará mucho cuando estés montando tu nuevo hogar, es hacer fotos de tus dispositivos electrónicos en el caso de no disponer de las instrucciones. ¡E incluso si las tienes! Así te será más fácil volver a colocar los cables en su lugar.


Nuestro último consejos es un ¡SOS! en toda regla. Y es que, a veces, podemos quedarnos cortos de material y no comprar suficiente.

Imagínate por un momento que ya casi lo tienes todo pero te quedas sin papel de burbuja. Y en casa no tenéis periódicos; o ya los habéis gastado. Para esos casos, las toallas y los trapos son muy útiles para envolver objetos frágiles o para colocarlos entre los objetos dentro las cajas. Si te quedas sin material, y no puedes salir a comprar más, haz acopio de lo que tengas.

Ahora sí, vamos allá.

¡Crea tu checklist perfecta de mudanza con el timing que te aconsejamos! Recuerda que, cuanto antes empieces, más tranquilo estarás y menos estrés te causará la mudanza.

______________________________________________________________________________

Si te mudas a España desde otro país, te recomendamos que antes de seguir leyendo entres en nuestro post Guía de consejos para mudarse a España.

______________________________________________________________________________

Flecha hacia abajo

2 MESES ANTES

Busca y prepara tus herramientas de embalaje.

  • Cajas, cinta adhesiva, etiquetas, marcadores, papel de burbuja… y, si en casa todavía sois de comprar el periódico, este va estupendo para envolver la vajilla.

  • Uno de los pluses del papel de burbuja es que es mano de santo para regular los niveles de estrés.

Compra una carpeta o un portafolios.

  • Almacena todos los documentos importantes, como facturas, contratos, declaraciones, escrituras…

Y luego crea una carpeta en Google Drive o en la nube que utilices regularmente.

  • Haz fotos de todos los documentos anteriores y guárdalos en la nube. No solamente para más seguridad, también porque a veces es necesario consultar algunos (como el contrato de compra o alquiler) y será la forma más rápida, cómoda y sencilla de tenerlos a mano.

Empieza a hacer limpieza.

  • Decide qué cosas te llevarás. Si no vas a usarlo, dónalo, regálalo o tíralo.

  • Realiza un inventario de lo que te vas a quedar.

  • Este es el momento perfecto para “perder” aquellos objetos que te regalaron y que ya no quieres. “Vaya, ¿no estaba en aquella caja? Qué raro, yo lo cogí.Estas cosas pasan…

Toma medidas de tu nuevo hogar.

  • Y de tus muebles. Comprueba si es posible trasladarlos todos y si encajan entre tus nuevas paredes.

  • Aún más importante, asegúrate de que los operarios podrán subir los mueble sin problemas, ya sea por el balcón, la escalera o el ascensor.

Valora si necesitas el servicio de una empresa de trasteros.

  • Tal vez necesitarás guardar algunas cajas, algunos muebles, porque has de dejar tu antiguo piso antes de entrar en el nuevo.

Si tienes hijos y/o mascotas, empieza a pedir el traslado de expedientes escolares y los registros veterinarios pertinentes.

  • A estas alturas, ya deberías de haber mirado dónde vas a llevar a cada uno.

  • ¿Tienes bebés? Es el momento de buscar guarderías en el barrio.

Pregunta a tu compañía de seguros si tu póliza requiere algún tipo de cambio.

1 MES ANTES

Revisa el contrato de compra/alquiler de tu piso para que no se te escape ningún detalle y anota en el calendario el día y hora de entrega de llaves.

Busca empresa de transporte.

  • Si no dispones de furgoneta propia, y tus amigos empiezan a desaparecer nada más oler la cinta de embalar, solicita un presupuesto con una empresa de transportes.

  • Por mucho que te mudes a cinco calles, no se te ocurra pegarte viajes con carretilla y cajas. Lo lamentarás.

Asegúrate de dónde podrá aparcar el camión de la mudanza.

¡Hora de empaquetar y etiquetar! Por colores, por estancias, como hayas decidido.

  • Separa los objetos frágiles de los que no lo son.

  • Pon siempre lo más pesado al fondo de la caja y lo más ligero encima.

  • No guardes los libros en vertical para evitar que se deformen, mejor túmbalos en horizontal. Puedes rellenar los huequecitos con puntos de libro o neceseres, bolsas de tela, forros o sucedáneos que utilices para transportarlos y cuidarlos.

Cambia de dirección, empadrónate si has cambiado de ciudad, y tramita todos los cambios a entidades como el banco, el trabajo, el médico, los papeles del coche, el DNI, etc…

Si has de reformar algo en el piso que dejas, o pintar habitaciones, es el momento.

  • Compra masilla o escayola para tapar los agujeros de los cuadros, los espejos o las estanterías que tenías colgados. Después, pinta las paredes.

  • ¿Te han quedado grietas en alguna pared? Si son de las pequeñas, usa el truco de la aspirina machacada y la pasta de dientes para taparlas.

¡Venga, que ya queda menos! Te encuentras en el penúltimo escalón de tu viaje.

   No olvides tomarte una mañana o tarde libre para darte una vuelta, tomar unas cañas con amigos o seguir con esa serie que tanto te gusta. Desconectar una cuantas horas es tan importante (¡o más!) como organizarte una buena cheklist de mudanza.

UNA SEMANA ANTES

Solicita un día libre en el trabajo.

  • Por si no lo sabías, te pertenece un día libre y pagado por la mudanza.

  • Esto puedes hacerlo ahora o con más antelación, dependiendo de la flexibilidad de tu trabajo.
  • Aunque según el Estatuto de los Trabajadores no se diferencia entre mudanzas de corta y larga distancia y solamente se conceda un día. Sin embargo, puede ser que por convenio te puedan conceder alguno más. Consúltalo con tu trabajo o solicita un viernes para poder tener el fin de semana como extra.

Si vives de alquiler, empieza a tramitar tu salida del piso.

  • Devuelve las llaves, asegúrate de que te devuelven la fianza, firma la hoja de renuncia… Dependerá un poco de cómo hayas quedado con tu inmobiliaria.

Llama a tu empresa de alarmas.

  • Si tienes instalada una, llama y concreta una cita con un técnico para hacer el cambio de domicilio.

Consume despacio pero sin pausa los alimentos que te quedan.

  • Todos aquellos que puedas sacarte de encima, de la nevera, del congelador, de la despensa. Todo aquello que vaya a ponerse mal durante el viaje o en los días previos.

  • Lo que puedas transportar sin miedo, colócalo en neveras de playa o de montaña.

  • Recuerda limpiar el frigorífico y el congelador antes de marcharte o aprovecha para limpiarlo antes de llevártelo.

Haz las últimas lavadoras.

  • Aprovecha para limpiarla también antes de llevártela o dejarla. Las lavadoras más nuevas ya cuentan con un programa especial de limpieza del tambor. Recomendamos usar medio vaso de vinagre en lugar de jabón de la ropa.

  • Guarda esta última tanda de ropa limpia en las cajas, bolsas o maletas que hayas destinado.

Contacta con la empresa de mudanzas.

  • Asegúrate de que tienen bien tu dirección, que habéis quedado en la fecha y hora correctas. Confírmalo todo para que no haya sorpresas de última hora.

Localiza los supermercados más cercanos a tu hogar para cuando tengas que comprar útiles como papel para el baño o algo para la cocina. Es posible que el primer día necesites reponer (si no te llevas de casa).

  • Existe una app llamada Nextdoor que te muestra tu nuevo vecindario (supermercados, venta de objetos, barbacoas vecinales…). Entérate de todo lo que pasa sin haber salido aún de casa.

  • Sabemos que antes de mudarte has consultado Google Maps y tienes localizados todos los supermercados y transportes públicos, pero no estaría de más tomarse una tarde libre para pasearse por el barrio y descubrir nuevos lugares, como restaurantes locales, fruterías, tiendas de menaje o gimnasios. Así, de paso, te despejarás un poco de tanta mudanza.

Pide ayuda si la necesitas, ¡o acéptala si te la ofrecen! Es más divertido (y rápido) hacer la mudanza en compañía.

Ahora, ¡limpia tu anterior hogar! Estamos listos para comenzar esta aventura.

UNOS DÍAS ANTES

Crea tu checklist, tal y como hemos explicado más arriba y siguiendo todos estos pasos.

  • Asegúrate de tenerlo todo controlado antes de mudarte y revisa todos los detalles.

Separa los objetos de valor de los corrientes.

  • Haz una maleta (o varias) con tu kit de emergencia: pijama, ropa para toda la semana, un neceser y todos aquellos documentos importantes (libro de familia, pasaportes, facturas, escrituras, etc.). No los entregues a la empresa de transportes, llévalos siempre contigo.

Comprueba la cobertura de seguro de la compañía de mudanza y haz fotos.

  • Haz fotos de todo aquello que se llevará la empresa de mudanzas para verificar que ha llegado todo en buen estado, tal y como lo entregaste. Más vale prevenir.

Limpia tu nuevo hogar.

Haz copia de las llaves para todos los inquilinos de la casa. Haz también de emergencia para dejarles a tus padres o familiares de mucha confianza.

EN RESUMEN

EL DÍA DE LA MUDANZA, COMPLETA TU CHECKLIST

Revisa la checklist de tu mudanza.

  • ¿Lo llevas todo?

Saca la basura y revisa que todo siga limpio.

  • Si queda algo para tirar, es el momento.

  • ¿Todavía tienes dudas sobre si deshacerte o no de algún objeto? ¿Qué te dice el corazón?

¡Despídete de tu antigua casa!

  • Es importante dar las gracias por los buenos momentos pasados y por haber aprendido de los malos. En algunas culturas, creen apropiado despedirse incluso de los objetos.

¿Devolviste o entregaste las llaves del antiguo piso?

  • Asegúrate de dejar todo ese asunto zanjado.

Coordínate con el servicio de mudanzas y llega antes que ellos a tu nuevo hogar.

Comprueba si tu inmobiliaria trabaja con Okify y olvídate de hacer el cambio de suministros, el traslado de la alarma o de darte de alta en Internet.

  • Cuando llegues a tu nueva casa lo tendrás todo listo para empezar a vivir. O, al menos, para sobrevivir mientras no desempaquetas todo lo que tienes en las cajas.

Aunque esto dependerá de tu personalidad y carácter, ¡preséntate a los vecinos!

Desempaqueta tu Kit de Emergencia.

  • Coloca los cepillos de dientes en el baño, las sábanas en la cama (si es que ya la tienes) y el pijama bajo la almohada.

  • Si ya tienes el armario, deja dentro la muda que seleccionaste. Si no, déjala en la maleta, como cuando te vas de viaje y te da demasiado palo pasarlo todo al armario del hotel.

  • Guarda el porta-documentos y el joyero en su sitio o donde creas pertinente mientras le encuentras su nuevo espacio.

  • Pon a cargar el móvil, lo necesitará tanto como tú cargar las pilas. Las mudanzas son especialistas en chuparte la energía.

Olvídate de la cena, pide a domicilio (a no ser que algún amigo o familiar se preste a cocinarte… cosa poco probable).

  • Entre tu kit de emergencia deberías de haber incluido un buen vino. Pedid pizza, comida china o lo que más os apetezca y acompañarla con una buena copa. ¡Os la habéis ganado!

Llegados a este punto, tu checklist de mudanza ya debería de estar 100% completa.

DESPUÉS DE LA MUDANZA: HOGAR ¿DULCE? HOGAR

✓ Acostúmbrate a tu nuevo hogar.

  • Revisa si hay imperfecciones en las que no habías reparado antes y ponte en contacto con tu inmobiliaria o con el propietario si así fuera.

  • Avisa a todos aquellos amigos y familiares que todavía no conozcan tu nueva aventura ¡y organiza una fiesta de inauguración para cuando lo tengas todo listo!

✓ Date tiempo.

  • Antes de organizar nada, incluso antes de ponerte a desempaquetar, libera tu agenda y date unos días. No sumes más estrés.

✓ Organiza tu casa poco a poco.

  • Date tiempo también para deshacer tus cajas y ordenar tus objetos. No hace falta que lo desempaquetes todo el primer día. Descansa. Relájate. Hay tiempo para todo.
  • Una vez empieces a desempaquetar, aprovecha para  deshacerte de algunas cosas más. Es posible que no todas encajen en tu nuevo hogar, y es otra forma de hacer limpieza.

¿Te faltan cosas en la lista?


Lo divertido de una ✓ checklist es que puedes añadir y descartar todo lo que quieras dependiendo de tus necesidades.

¿Has tenido que hacer una lista de tareas alguna vez? ¿La has hecho siguiendo nuestros consejos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Artículos relacionados