Persona escribiendo en escritorio, con taza, portátil y libreta.
Mudanza

Tips de ahorro con las nuevas tarifas de luz

Mónica Gómez
4/6/21 12:05 am
9 minutos de lectura

Tips de ahorro con las nuevas tarifas de luz


El 1 de junio de 2021 el consumo de energía cambió en nuestras casas y negocios con las nuevas tarifas de luz. No es un secreto para nadie, todos los medios avisaron. Además, hay cientos de blogs, periódicos digitales y otros tantos canales con información sobre el tema. Pero ¿cómo funcionan estas nuevas tarifas?

Nosotros queremos ir un paso más allá de los típicos Tips de ahorro y aconsejarte en el ahorro tanto a la hora de contratar tus servicios como en tus hábitos diarios de consumo.

Cómo funcionan las nuevas tarifas de luz

Como sabrás, a partir de ahora tu factura de la luz se divide entre precio por consumo y precio por potencia.

Si todavía no te han quedado del todo claros los tres periodos para el consumo de energía con sus respectivas variaciones de precio, te dejamos un pequeño resumen de las nuevas tarifas de luz a continuación:

Periodo de HORA PUNTA

El precio del kW/h es más elevado,

y este se aplica a la electricidad consumida

de 10:00h a 14:00h

de 18:00h a 22:00h.

Periodo de HORA LLANA

Las tarifas con discriminación horaria

tienen un precio moderado respecto al resto de horas

y se aplica a la electricidad consumida

de 8:00h a 10:00h
de 14:00h a 18:00h
de 22:00h a 00:00h.

Periodo de HORA VALLE

Las horas de consumo son más económicas,

lo que representa el precio más bajo

aplicado a la electricidad consumida

entre las 00:00h y las 8:00h

y también las 24 horas de sábados, domingos y festivos nacionales.

Ahora bien, tu factura de la luz dependerá de la potencia que tengas contratada:

Potencia PUNTA

engloba los periodos de energía

de las HORAS PUNTA y LLANA,

aplicándose un precio de coste mayor por cada kW

de 08:00h a 00:00h.

Potencia Valle

precio superreducido donde cada kW

de potencia contratada es más económico.

Coincide con la HORA VALLE y se aplica

entre las 00:00h y las 08:00h,

así como fines de semana y festivos nacionales

las 24h del día.

No olvides tener en cuenta que el precio final también variará según la compañía que tengas contratada.

Comprendemos que, de primeras, esto de las nuevas tarifas de luz puede resultar algo confuso, por lo que nuestra compañera Silvia te lo explicará en dos minutos para acabar de resolver tus dudas.

¡Quédate hasta el final del video y no te pierdas sus consejos de contratación!

TIPS de hábitos de consumo

1. Elimina el consumo silencioso.

¿Sabes ese pilotito rojo que se queda encendido al apagar la tele? Pues consume. Cada enchufe que dejas conectado supone entre un 8% y un 10% del consumo total.

¿Tienes puesta alguna regleta o ladrón por la casa? Asegúrate de que tienen botón de encendido y apagado; de lo contrario, cámbialos por unos que sí que tengan. De esta manera, podrás apagarlo todo de golpe y dejarán de consumir.

Lógicamente, hay electrodomésticos que no puedes desenchufar, como serían la nevera, el horno o la lavadora… Pero piensa en los que sí: televisores, consolas, secadores, cepillos eléctricos ya cargados, las lámparas de pie o mesita, el ordenador, el cargador del móvil… ¡fíjate si hay!

2. Abre puertas en verano, ciérralas en invierno.

Si abres puertas y ventanas permitirás que entre el aire y refrigerarás el ambiente para cuando llegues a casa por la noche.

Ten en cuenta que puertas y ventanas se cierran en invierno para preservar el calor, de modo que si lo hacemos en verano crearemos un efecto sauna muy poco beneficioso.

3. Llena el máximo permitido del lavavajillas y la lavadora.

Puede parecer muy obvio, pero si puedes permitirte hacer 1-2 puestas a la semana ahorrarás en agua y energía.

También puedes utilizar las toallitas atrapacolor para mezclar la ropa blanca con la de color en una misma lavada y así evitar los desteñidos. Eso sí, con la ropa negra aconsejamos 2 en lugar de 1, por si acaso.

Recuerda que, con las nuevas tarifas de luz, el mejor momento para poner lavavajillas y lavadora es mientras duermes (a partir de las 00:00h) o el fin de semana a cualquier hora.

Por supuesto, también resultará más eficiente hacer limpieza mensual de ambos electrodomésticos en fin de semana, puesto que se limpian vacíos. Por ejemplo, después de haberles dado su uso semanal.

4. Si tienes mascota, aprovecha para darle un paseo antes de caer el sol, una de las franjas de consumo más altas.

Firulais necesita salir, y hay franjas horarias que son difíciles de soportar, tanto para ti como especialmente para él.

Si salís a partir de las 20h, el ambiente estará menos cargado y en tu casa no habrá ni una sola luz encendida. Recuerda, elimina el consumo silencioso cuando salgas.

Y, de paso, aprovecha para darle el paseo que se merece, nada de 10 minutos. Que juegue y que disfrute. Cuanto más tiempo paséis fuera, menos gasto en el hogar.

5. ¿No tienes mascota? Aprovecha para salir a hacer deporte o ir al gimnasio.

Como en el caso anterior, las 8 de la tarde, e incluso un poco antes, es un momento ideal para ejercitar los músculos o salir a pasear.

Entre idas y venidas, es probable que estés fuera de casa entre 1 y 2 horas.

6. Cocina el domingo para toda la semana.

¡El Batch Cooking está de moda! Y no es para menos, porque en tan solo 2h puedes cocinar para toda una semana. Ahorro de tiempo y energía (tuya y del hogar), ¿dónde se firma?

Para resumirlo, esta técnica de cocina tan popular consiste en aprovechar al máximo todos los ingredientes y hacer diferentes recetas con ellos, aprovechando todos los procesos, bases e incluso las salsas.

Y, por supuesto, al desperdiciar menos alimentos y ahorrar energía, ¡contribuyes al medio ambiente!

Tienes un montón de recetas por explorar. ¿No sabes por dónde empezar? El Comidista te ayuda.

7. Comidas frías en verano.

No solamente apetecen más, es que el calor mientras cocinas puede llegar a ser insoportable.

Existen muchísimas opciones que no requieren de fogones: ensaladas, sándwiches, melón con jamón, rollitos vegetales con hummus, mouse de atún, ensaladilla rusa, tartar de salmón, cebiche de bonito…

En Internet encontrarás miles de recetas.

8. ¿Le queda poco a la pizza? Apaga el horno antes de que se haga.

Sabemos que te encanta la pizza, pero tal vez estés asando un pollo. Tanto da, porque al final el resultado es el mismo. ¿Sabes cuando te acercas demasiado a la puerta del horno y al abrirlo te abofetea el calor? Pues mantenlo dentro.

Esa misma temperatura está ahí, atrapada junto a tu comida, y si apagas el horno unos 5-10 minutos antes de lo habitual conseguirás ahorrar en energía mientras se termina de cocinar.

Este tip también es efectivo cuando cueces pasta o arroz. El agua a altas temperaturas, aunque el fuego esté apagado, acaba de cocinar los alimentos.

9. Utiliza las tapas para cocinar.

¿Sabías que mientras cocinas desperdicias calor si no usas tapas y eso te lleva a consumir más energía?

Los alimentos no sólo se cocinan mejor (especialmente a fuego lento) si no que además se crea un efecto horno. Es decir, las altas temperaturas cocinan más rápido. Y, ya sabes, cuánto más rápido se hace más pronto apagas el fuego.

Pero, ¡ten cuidado! Controla las ollas para evitar que se salga el agua.

10. Descongela el pan sobre lo cocinado.

Como lo lees, ni microondas ni horno. Mientras cocinas con tapa, aprovecha para colocar el pan sobre ella o sobre las asas de la olla (te será más fácil si lo partes por la mitad).

El resultado será un pan óptimamente descongelado y, además, ¡crujiente!

11. Aprovecha las horas de más luz si estás en casa.

Evita encender las luces de casa si puedes ayudarte del sol. Sube persianas y abre ventanas para dejar pasar la corriente.

Si lo que quieres es evitar que entre más calor, y entre tus cortinas hay visillo, déjalo puesto. La luz seguirá entrando, la corriente también y crearás una pequeña barrera contra el calor.

Y, para cuando no estés, ¡baja las persianas y echa el toldo! Al volver a casa encontrarás la casa más fresca y ahorrarás en energía al no usar el aire acondicionado o ventilador.

12. Velas en lugar de lámparas de luz ambiente.

Si eres de los que no puede ver una serie sin tener encendida una lámpara de luz tenue, ¡cámbiate a las velas!

No sólo aportan calidez a tu hogar, sino que son un excelente ambientador. Ahora las hay de todo tipo de aromas, como algodón, mojito e incluso palomitas.

Como ves, también son una magnífica alternativa a los ambientadores eléctricos.

13. Cambia tus bombillas por bombillas LED.

Las bombillas LED son mucho más eficientes a la hora de proporcionar luz, producen solamente un 2% de calor y favorecen en un 88% el ahorro.

Si quieres saber más sobre bombillas LED, te recomendamos este artículo de ElDulceHogar.

Flecha hacia abajo

Si después de poner en práctica todos estos TIPS no consigues una bajada significativa en tu factura de la luz, te aconsejamos que revises la potencia contratada. No pagues más necesitando menos.

Resumen

Recuerda que, para adaptarte a las nuevas tarifas de luz, Silvia te recomendó:

  • Tener en cuenta tus hábitos de consumo para adaptarte a las diferentes franjas horarias.
  • Conocer las diferentes tarifas disponibles tanto de consumo como de potencia.
  • Evitar permanencias.

Y ten presente que, para contrarrestar estas nuevas tarifas de luz, desde el 24 de junio de 2021 y hasta finales de 2023, el Gobierno hace efectiva una rebaja del IVA de la electricidad, que pasa del 21% al 10%, siempre que la potencia contratada no supere los 10kV; 15kV en el caso de las empresas.

Ahora ya dispones de más herramientas para ahorrar en tus facturas de la luz con las nuevas tarifas.

¿Conocías todos estos TIPS? ¿Conoces más? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Artículos relacionados